Blog

En este post vamos a dar algunos consejos básicos de iluminación para mejorar la decoración de nuestra casa.

Cuando nos dan una vivienda nueva, por lo general lleva los puntos de luz básicos ubicados en el centro de las estancias sin discriminación. Pero cuando queremos hacer una reforma en casa y darle un toque más personal a nuestra vivienda tenemos que tener en cuenta ciertos factores para que el resultado sea el acertado.

Para que estas recomendaciones de decoración sean más fáciles de entender vamos a dividir  las recomendaciones en espacios concretos de la casa:

 

La Entrada, vestíbulo y pasillo:

 

La iluminación en esta zona es la bienvenida a nuestra casa, es la primera impresión que tendrán nuestros invitados por lo que intentaremos que sea lo más agradable posible usando luz suave e indirecta pero evitando sombras fuertes. Puede que incluso quieras dejar alguna zona con luz semi-permanente como escaleras o pasillos. En este caso es mejor optar por iluminación eficiente tipo LED colocándola por ejemplo en el encuentro de la pared con el techo o a lo largo de los escalones.

En general, sea iluminación semi-permanente o no, en esta zona de la casa debe predominar la iluminación indirecta, bien con zócalos cerca del techo que proyecten la iluminación hacia este, o bien con el uso de apliques dirigidos igualmente hacia el techo. Este tipo de luz si además en luz blanca, dará sensación de amplitud.

Este mismo tono de luz, luz blanca, se puede usar con focos tipo halógeno proporcionando iluminación directa a elementos decorativos tipo cuadros o esculturas.

La cocina:

En esta estancia de la casa debe primar la seguridad y el confort ya que es una zona de la casa en la que pasamos mucho tiempo en familia preparando la comida y disfrutando después de ella.

Si su cocina es pequeña, como la mayoría, le hará bien iluminar las paredes con luz blanca. Para la zona de la encimera será mejor una iluminación directa pero sin generar sombras y con luz cálida, que resulta más agradable para los ojos.

Si tenemos zona de comedor con una mesa o una barra, lo ideal será colocar una lámpara suspendida sobre esta.

Si tenemos elementos de decoración como vitrinas o cuadros usaremos luz directa tipo halógeno y como iluminación general un plafón en el centro con luz blanca.

 

El salón/ Comedor:

El salón debe combinar iluminación general con apliques y lámparas de pie que proporcionen la máxima flexibilidad posible.

Cerca del televisor deberemos tener luz suave para evitar que los ojos se fatiguen. Esta luz suave puede ser una lámpara de pie o de mesita.

Para la iluminación general es recomendable usar luz indirecta, así como para resaltar elementos decorativos. Podemos usar para esto focos de luz suave cerca de las paredes o incluso tiras de LED por ejemplo en falsos cortineros.

Hay que tener cuidado cuando se iluminen paredes para hacerlo de forma muy suave ya que cualquier luz que produzca mucha sombra resaltará cada uno de los defectos de la pared. Por eso, si vuestra pared tiene gotelé o el liso no está muy bien realizado, es preferible dirigir la iluminación al techo.

Si existe zona de comedor, se puede instalar una lámpara de techo sobre la mesa con luz suave y directa hacia la mesa.

Usando estos 3 tipos de iluminación: directa, indirecta y móvil (lámparas) se puede crear un ambiente agradable y relajado.  

Jardines y terrazas:

 

En estas zonas de la casa se pueden instalar dos tipos de iluminación: directa hacia elementos decorativos como pueden ser las plantas o alguna fuente, y general resaltando las zonas de paso o de acceso a la vivienda. Esta última es de especial importancia para hacer más seguro nuestro exterior, evitando caídas.

Iluminar la fachada o el número de la casa puede resultar una buena bienvenida a nuestros invitados, aunque hay que evitar hacerlo, en el caso de fachadas, con luz demasiado fuerte para que no nos moleste por la noche en el caso de que por seguridad y para evitar robos decidamos dejar esas luces encendidas.

Si vivimos en una casa a la que se accede directamente desde la calle, es recomendable instalar luminarias que se enciendan por movimiento e incluso, por WIFI. En este último caso, cuando nos encontremos fuera de casa por vacaciones, podemos encenderlas y simular que hay gente dentro, evitando así que entren a robar pensando que la casa está vacía.

Los baños:

 

Estas zonas a veces las dejamos un poco desamparadas con una luz general cenital pero a la hora de mirarnos en el espejo podemos vernos demasiadas sombras. Para evitar estas sombras tan molestas para maquillarnos o afeitarnos, es preferible complementar esa luz general con bombillas colocadas alrededor del espejo. Estas bombillas se conocen como luz de camerino ya que son las usadas por los maquilladores.

Con estos dos tipos de iluminación tendremos suficiente luz en el baño. Si queremos resaltar algún elemento decorativo lo haremos nuevamente con luz directa suave.

 

Los dormitorios:

 

La luz en los dormitorios debe ser cálida evitando luces demasiado blancas y puntos de luz que provoquen deslumbramientos, sobre todo en la zona de la cama. Con una luz general suave será suficiente para iluminar la estancia. A esto habrá que añadirle puntos individuales para lectura cerca de la cama o si disponemos de una zona de estudio o lectura, también en esta.

En el caso de los dormitorios infantiles aplicaremos el mismo sistema añadiendo en el caso de ser necesario una luz especial que permanezca encendida toda la noche si el niño tiene miedo a la oscuridad.

Para iluminar elementos decorativos usaremos el mismo sistema que en el resto de estancias pero teniendo mucho cuidado con los deslumbramientos.

 

Siguiendo estos consejos a la hora de reformar vuestra casa no fallaréis y podréis apreciar la importancia de una buena iluminación cuando se aplica tenido en cuenta su capacidad decorativa.

Estos y muchos otros detalles son los que tenemos en cuenta nosotros a la hora de realizar proyectos de decoración, dándole a la iluminación el valor que se merece.

11/11/2019

Por: Noelia Máiquez

Dirección

C/ Alcántara, 78
Madrid 28006
915 342 184

Horario

Lunes a Jueves:
Mañanas de   09:00 a 14:00
Tardes de       16:00 a 19:00
Viernes:          09:00 a 14:00

Síguenos